Pertenece a una especie originaria de Sur América, del grupo de patos arbóreos silbadores, conocidos como piches o pijijes presentes en Costa Rica, aunque no es un hábito muy frecuente. Un poco más pequeño que el pijije común alcanza un tamaño de 51 cms y llega a pesar hasta 750 grs. Tiene el cuello y las patas largas, alas oscuras al vuelo y el pico es de coloración gris azulado. El dorso es canela escamado con castaño, cuando está perchando o nadando es característica una franja blanca en su costado que permite identificarlo fácilmente. Otra característica que lo distingue al vuelo es su canto que consiste en un silbido que se repite dos o tres veces y es mucho menos estridente que sus congéneres, los piches comunes.